Calidad todos los días...
como en casa

     Queremos llevar a cabo la mejora de la realidad de nuestros clientes y para ello seguimos un programa de gestión del detalle donde tenemos en cuenta la imagen del comedor, la imagen impecable de nuestros empleados, la calidad del servicio hacia los comensales, siempre con una sonrisa, con educación y respeto.

     Todos los recursos van destinados a la calidad de la materia prima siendo más del 90% de nuestros productos de proximidad, proveedores locales de confianza, menús nutricionalmente equilibrados y variados, con producto fresco, de temporada, ricos y sabrosos, opción de verano e invierno, carnes frescas y pescado fresco.

     Compromiso de diseñar un menú específico para tu centro, junto con el departamento de nutrición te hacemos una propuesta adaptada a tus necesidades y costumbres, y si quieres puedes hacer aportaciones y cambios junto con tu equipo de cocina para que entre todos consigamos el objetivo de tener el menú ideal.

     Los equipos de cocina tendrán libertad para elegir proveedores y siempre cocinarán para que todas y todos puedan repetir.

     Nuestra cercanía con quien nos ha dado su confianza es nuestra propuesta de valor, vamos a comer cada mes y compartir espacio de comedor para vivir en primera persona su día a día y potenciar las cosas que funcionan y proponer mejoras inmediatas en aquellas áreas de mejora que detectemos.

 

CONSTRUYENDO UNA DIETA SALUDABLE Y EQUILIBRADA

Comer alimentos variados mantiene nuestras comidas interesantes y llenas de sabor. Además, es la clave para una dieta sana y balanceada pues cada alimento tiene una combinación única de nutrientes: tanto macronutrientes (carbohidratos, proteínas, y grasa) como micronutrientes (vitaminas y minerales). El Plato para Comer Saludable para Niños representa la base para ayudarnos a tomar las mejores decisiones sobre alimentación.

El Plato para Comer Saludable para niñas y niños fue creado por expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública T.H. Chan de Harvard, basado en la mejor ciencia disponible y con el propósito de mejorar las guías visuales de “Mi Plato” del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. La versión para niños y niñas refleja los mismos mensajes importantes que El Plato para Comer Saludable, con el principal enfoque en la calidad de la dieta, pero diseñado para facilitar la enseñanza de hábitos de alimentación saludables en los niños.

 

 

FRECUENCIAS DE CONSUMO DE ALIMENTOS EN EL COMEDOR ESCOLAR

Las recomendaciones semanales en términos de raciones se tienen que contextualizar para conformar, junto con las comidas restantes que se hagan en casa, una dieta saludable, de forma que se materialice la corresponsabilidad dietética entre el comedor escolar y la familia. A continuación, en la tabla se propone la frecuencia de consumo semanal/mensual referida a la comida servida en el comedor escolar, calculado para 4 semanas de 5 días (mes de comedor escolar = 20 días) que tendría que regir el diseño de los menús escolares.

Se tendrá en cuenta que, en términos de beneficio-riesgo, el pescado tiene una contribución importante en una dieta saludable. Esto es debido, básicamente, a la calidad de la proteína y la grasa de este, con aminoácidos esenciales en cantidad más que adecuada, escasa cantidad de grasas saturadas y una importante proporción de ácidos grasos omega 3 y de vitaminas A, D, Y, B6 y B12.

 

PASOS PARA UNA ALIMENTACIÓN SALUDABLE